martes, 6 de diciembre de 2011

la basura electronica

La basura electrónica o tecnológica es el conjunto de residuos considerados peligrosos, provenientes de computadoras, teléfonos celulares, televisores, reproductores de música y electrodomésticos en general, que han sido consumidos o descartados. La recuperación de los elementos valiosos que contiene justifica el RECICLADO de muchos de sus componentes, como el cobre de los cableados. Su tratamiento inadecuado ocasiona graves consecuencias para el medio ambiente y para la salud de la población.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), por medio del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), ha emitido un informe en Indonesia donde destaca que el desecho de aparatos electrónicos, como ordenadores y teléfonos celulares, representan una gran amenaza para el medio ambiente y la SALUD pública.

El “boom” del consumo mundial de aparatos eléctricos y electrónicos ha creado una explosión en la generación de este tipo de basura. Basura electrónica, e-waste, residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), chatarra electrónica, etc. contienen metales pesados y sustancias químicas tóxicas persistentes en el ambiente. Como estos aparatos han sido diseñados utilizando tales sustancias, cuando son desechados, no pueden ser dispuestos o reciclados de un modo ambientalmente seguro.
Desde que en la década de los 90 el precio de los ordenadores cayó en picada, muchos disponen de algún ordenador en casa y en el trabajo. Aunque la vida útil de estos equipos se estima en diez años, al cabo de unos tres o cuatro ya han quedado obsoletos debido a los requerimientos de los nuevos programas y las nuevas versiones de los sistemas operativos. Adquirir un nuevo equipo informático es tan barato que abandonamos o almacenamos un ordenador cuando todavía no ha llegado al final de su vida útil, para comprar otro nuevo, desconociendo el enorme costo ecológico que comporta tanto la producción como el vertido de ordenadores.
Los residuos electrónicos de los equipos informáticos generan una serie de problemas específicos.
A saber:
a) Son tóxicos. Los componentes tóxicos más comunes son el plomo, el mercurio, y el cadmio. También llevan selenio y arsénico. Al ser fundidos liberan toxinas al aire, tierra y agua;

b) Se suelen llevar a países del tercer mundo. Es rentable hacerlo, así que la basura informática que producen los países desarrollados, se envía a países del tercer mundo que se convierten en receptores de la contaminación ajena.


A continuación voy a dejarles una guía de componentes contaminantes, y en qué lugar de nuestra basura electrónica se encuentran.
A saber:

* Estaño: En las soldaduras;* Cobre: En los cables de cobre y en los circuitos impresos;
* Aluminio: En las carcasas. Se utilizan como disipadores de calor;
* Hierro: En acero y carcasas;
* Silicio: En cristales, transistores y en tableros de circuitos impresos;
* Níquel: En baterías recargables de níquel-cadmio;
* Cadmio: En tableros de circuitos y semiconductores, y en baterías recargables de níquel-cadmio;
* Litio: En Baterías de litio;
* Zinc: En galvanoplastia de piezas de acero;
* Oro: Recubriendo conectores;
* Mercurio: En interruptores y cubiertas; y en tubos fluorescentes;
* Azufre: En Baterías Lead-acid;
* Carbono: En Acero, plásticos y resistores. En casi todo el equipo electrónico;
* Arsénico: En los tubos de rayos catódicos más antiguos;
* Antimonio: Se utiliza como retardantes de fuego;
* Bromo: Se utiliza en cubiertas policromadas retardantes de flamas para cubiertas, cables y tableros de circuitos;
* Selenio: Se utiliza en los tableros de circuitos como rectificador de suministro de energía;
* Cromo: Se utiliza en el acero como anticorrosivo;
* Cobalto: Se utiliza en el acero para las estructuras y para magnetividad;

¿Qué efectos provocan sobre nuestra SALUD?Los más peligrosos son:

* CROMO:La gente puede estar expuesta al cromo al respirarlo, comerlo o beberlo. También a través del contacto con la piel.

Los problemas de salud causados por el Cromo son:

* Erupciones cutáneas;
* Malestar de estómago y úlceras;
* Problemas respiratorios;
* Debilitamiento del sistema inmune;
* Daño en los riñones e hígado;
* Alteración del material genético;
* Cáncer de pulmón;
* Muerte.

* MERCURIO:El mercurio tiene un número de efectos sobre los humanos que pueden ser todos simplificados en las siguientes:
* Daño al sistema nervioso;
* Daño a las funciones del cerebro;
* Daño al ADN y Cromosomas;
* Reacciones alérgicas, irritación de la piel, cansancio, y dolor de cabeza;
* Efectos negativos en la reproducción, daño en el esperma, defectos de nacimientos y abortos.

El daño a las funciones del cerebro puede causar la degradación de la habilidad para aprender, cambios en la personalidad, temblores, cambios en la visión, sordera, incoordinación de músculos y pérdida de la memoria. Daño a los cromosomas y es conocido que causa mongolismo.
* CADMIO:Otros efectos sobre la salud que pueden ser causados por el Cadmio son:

* Diarreas, dolor de estómago y vómitos severos;
* Fractura de huesos;
* Fallos en la reproducción y posibilidad incluso de infertilidad;
* Daño al sistema nervioso central;
* Daño al sistema inmune;
* Desordenes psicológicos;
* Posible daño en el ADN o desarrollo de cáncer;
* Posibles daños a los huesos.

* PLOMO:
El Plomo puede causar varios efectos no deseados. A saber:

* Perturbación de la biosíntesis de hemoglobina y anemia;
* Incremento de la presión sanguínea;
* Daño a los riñones;
* Abortos y abortos sutiles;
* Perturbación del sistema nervioso;
* Daño al cerebro;
* Disminución de la fertilidad del hombre a través del daño en el esperma;
* Disminución de las habilidades de aprendizaje de los niños;
* Perturbación en el comportamiento de los niños, como es agresión, comportamiento impulsivo e hipersensibilidad.

El Plomo puede entrar en el feto a través de la placenta de la madre. Debido a esto puede causar serios daños al sistema nervioso y al cerebro de los niños por nacer.

* SELENIO:Los efectos sobre la salud de las diversas formas del selenio pueden variar de pelo quebradizo y uñas deformadas, a sarpullidos, calor, hinchamiento de la piel y dolores agudos. Cuando el selenio acaba en los ojos, las personas experimentan quemaduras, irritación y lagrimeo.
El envenenamiento por selenio puede volverse tan agudo en algunos casos que puede causar la muerte.

La sobreexposición a vapores de selenio puede producir acumulación de líquido en los pulmones, mal aliento, bronquitis, neumonía, asma bronquítica, náuseas, escalofríos, fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, falta de aliento, conjuntivitis, vómitos, dolores abdominales, diarrea y agrandamiento del hígado. El selenio es irritante y sensibilizador de los ojos y del sistema respiratorio superior.
La sobre-exposición puede resultar en manchas rojas en las uñas, dientes y pelo. El dióxido de selenio reacciona con la humedad para formar ácido selénico, que es corrosivo para la piel y ojos.


¿Qué efectos provoca la basura electrónica en el Medio Ambiente?
* Emite toxinas cuando es quemada inapropiadamente por quienes buscan componentes valiosos, como el cobre y el oro;

* Un tubo fluorescente, por su contenido en mercurio y fósforo puede contaminar 16.000 litros de agua;

* Una batería de níquel cadmio de un teléfono celular puede contaminar 50.000 litros de agua y afectar 10 metros cúbicos de suelo;

* Un televisor puede contaminar 80.000 litros de agua por su contenido de metales en las plaquetas, plomo en vidrio y fósforo en la pantalla;
* Una plaqueta de un celular o una computadora tiene mercurio, bromo, cadmio, plomo y selenio, entre otros contaminantes peligrosos;
* Todo refrigerador o aire acondicionado tiene gases CFC que destruyen la capa de ozono.
Los riesgos ambientales y sanitarios que presenta la creciente cantidad de basura electrónica en todo el mundo son especialmente urgentes en los países en desarrollo, ya que algunos reciben los desechos de las naciones desarrolladas. Los desechos se están acumulando en todo el planeta a un ritmo de 40/50 millones de toneladas por año.
El mayor crecimiento en los últimos años ha sido de celulares y aparatos similares.

Tenemos que saber y tener en cuenta que cada año que pasa, cientos de miles de viejas computadoras y teléfonos móviles son arrojados a basurales, rellenos sanitarios, o son incinerados. Miles de estos aparatos son exportados, muchas veces de manera ilegal, desde países industrializados, como la Unión Europea, Estados Unidos y Japón hacia países en desarrollo, especialmente Asia.
En estos países, los trabajadores, (muchas veces niños), realizan el desmantelamiento y fundido de las partes de estos aparatos en condiciones precarias, y quedan expuestos a un “cocktail” de venenos y químicos tóxicos.
La velocidad a la cual esta montaña de productos electrónicos obsoletos está creciendo generará una crisis de enormes proporciones. Es de esperar que al menos que las corporaciones de la industria electrónica, que obtienen ganancias por fabricar y vender estos aparatos, asuman su responsabilidad.
Alrededor de 50 millones de toneladas de basura electrónica se generan todos los años a nivel mundial.

La basura electrónica (e-waste) constituye actualmente el 5 por ciento de los residuos sólidos urbanos (RSU) a escala global: una proporción similar a la que representan los envases plásticos, pero mucho más peligrosa. No son sólo los países industrializados los que generan e-waste; Asia, por ejemplo, descarta un estimado de 12 millones de toneladas cada año.

Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), o
e-waste, es la porción de los residuos sólidos urbanos que más rápido crece debido a que las personas renuevan sus teléfonos celulares, computadoras, televisores, equipos de audio e impresoras con más frecuencia que nunca.
Los teléfonos celulares y las computadoras están ocasionando el mayor problema ya que son los que se actualizan con mayor frecuencia. En Europa, por ejemplo, la basura electrónica se incrementa entre un 3 al 5 por ciento anual, casi tres veces más rápido que el total de los residuos municipales. En países en desarrollo se espera que la basura electrónica se triplique en los próximos años.


En conclusión, debemos saber:

* Que 50 millones de toneladas de basura electrónica se generan todos los años a nivel mundial;

* Que la basura electrónica crece a razón de un ritmo del 4 % y en Europa se producen entre seis y siete millones de toneladas de este tipo de basura;

* Que algunos de los componentes de nuestros ordenadores son sustancias tóxicas (plomo, cromo, cobalto o mercurio) altamente contaminantes para las personas y el medio ambiente;

* Que el 70% de los metales pesados que contaminan los vertederos de agua provienen de nuestra basura electrónica;

* Que los países del primer mundo mandan su basura electrónica, para ser manipulada, a países en vías de desarrollo;
* Que los grandes cementerios de basura electrónica o eléctrica se encuentran en China o en India;

* Que la mayoría de aparatos son fabricados en países donde las normativas de seguridad son menos exigentes.



¿Qué podemos hacer?


También, debemos comprometernos y exigir a nuestros gobernantes que hagan cumplir a los fabricantes las normativas existentes. Asimismo debemos exigir que se instalen puntos de recogida donde poder depositar nuestra basura electrónica o eléctrica, evitando tirarla al contenedor de residuos sólidos.

Reducir la generación de desechos electrónicos a través de la compra responsable y el buen mantenimiento. Donar o vender los equipos electrónicos que todavía funcionen; Donar equipos rotos o viejos a organizaciones que los reparan y los reutilizan con fines sociales y; Reciclar los componentes que no puedan repararse, son medidas sencillas de aplicar y que provocarán un efecto positivo de enormes proporciones sobre nuestra SALUD y sobre la salud de nuestro PLANETA. Eso si, siempre y cuando tomemos verdadera consciencia sobre esta necesidad y TODOS comencemos a transitar un camino más responsable y amigable con la vida y con el futuro.

En Argentina hay empresas como Silkers S.A. - http://www.silkers.com.ar - que acopian y reciclan aparatos sin costo para los dueños de los equipos en desuso.

Si todos aportamos nuestro granito de arena, conseguiremos que la basura electrónica sea tratada y reciclada como nuestro medio ambiente necesita.

Los desafíos a enfrentar son variados, aunque principalmente son tres las cuestiones que hoy ocupan la atención de los expertos en el tema:
* El reciclaje de los aparatos en desuso, consistente en la separación de los residuos tóxicos y el aprovechamiento de los materiales que pueden ser reutilizados;
* La creación de una legislación adecuada que haga hincapié en la llamada responsabilidad extendida del productor;
* La producción de bienes electrónicos cuyos componentes sean más beneficiosos con el ambiente.

Es inadmisible que a estas instancias, con la innumerable cantidad de muestras y de avisos que la naturaleza nos viene dando desde hace mucho tiempo, todavía no exista un verdadero compromiso por parte de los consumidores que se desviven por comprar una PC o teléfono móvil de moda descartando a la basura el modelo anterior.

Es igual de inadmisible que los fabricantes, principales responsables de las 50 millones de toneladas anuales de basura electrónica generada a nivel mundial, con sus campañas de marketing agresivo que imponen y generan necesidades nuevas permanentemente, incentivando el consumo desmedido y llenándose los bolsillos, no ASUMAN LA RESPONSABILIDAD de hacerse cargo del resultado final de sus estrategias de mercado.

Es posible hacer productos limpios y durables, que sean actualizables, reciclables y fáciles de manejar al final de su vida útil y que no terminen como residuos peligrosos en basurales y rellenos contaminando el ambiente y la salud de la población.
Si no incorporamos el consumo responsable que incluya el reciclado de los equipos electrónicos, vamos camino hacia un gran basurero tecnológico con el enorme riesgo que implica para la salud.

El consumo responsable significa optar por productos que priorizan la justicia social, la ética, la solidaridad y la protección del medio ambiente.Vivimos en una sociedad que favorece el consumismo. Nos hemos convertido en la generación de usar y tirar.

Si reducimos lo que consumimos o usamos, si reutilizamos las cosas y eliminamos todo lo de usar y tirar, si reparamos las cosas que se estropean, si reflexionamos sobre lo necesario y lo superfluo y si nos planteamos reeducarnos en el consumo de aparatos electrónicos de todo tipo, si somos responsables a la hora de comprar, es posible reconducir esta alarmante situación.

Si reorientamos nuestras necesidades y nos damos cuenta de lo poco que necesitamos para ser felices y amigables con nuestro PLANETA, podemos dar el verdadero salto hacia una consciencia real y acorde con las verdaderas necesidades ambientales, sociales y económicas de nuestro presente.

El verdadero cambio comienza primero en nuestros corazones, en nosotros mismos.
No esperes a que el otro cambie.
Pensá.Reflexioná.Tomá Consciencia.

Comienza una NUEVA ERA.
Es el TIEMPO de la UNIÓN.Es el TIEMPO del CAMBIO.Es el TIEMPO de la CONSCIENCIA GLOBAL.Es el TIEMPO de la ACCIÓN
Si alargamos la vida de nuestro ordenador, teléfono móvil, MP3, DVD etc., generaremos menos basura electrónica y nuestro planeta nos lo agradecerá. Dejarnos llevar por las publicidades y las modas consumiendo aparatos que en realidad no necesitamos, es consumo irresponsable y, por lógica consecuencia, antiecológico.
Como siempre les decimos en este sitio, para lograr revertir estos procesos amenazantes para nuestra salud y para el futuro de las generaciones, es imprescindible educarnos, informarnos y SABER fehacientemente a que nos enfrentamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada